Los mejores lugares para visitar en Gales

Gales tiene únicamente una ciudad considerada grande, su capital Cardiff. Ciudad universitaria, con un gran centro administrativo y comercial, Cardiff rara vez es incluida en los itinerarios turísticos, ya que no tiene mucho que ofrecer en cuanto a las atracciones turísticas. Sin embargo, la ciudad, tiene sus galerías de arte, sus museos y algunos edificios con una interesante arquitectura antigua y, sin duda, merece al menos un día o dos de turismo.

Ampliamente reconocido como el castillo más increíble en todo el Reino Unido, el castillo de Caenarfon fue construido en 1283, y ha sido, desde 1301, el lugar para la investidura de todos los príncipes de Gales.

El castillo tiene un montón de torres, que ofrecen, junto a las murallas del lugar, espléndidas vistas de los alrededores. El castillo ha sufrido los estragos del tiempo, y partes del mismo están en mal estado, pero vale la pena verlo.

Más populares entre los turistas son las estaciones costeras casi legendarias de Gales, siendo Llandudno el más conocido. Con un aire victoriano, éste era el lugar donde Alice Prudence Liddell (Alicia en el país de las maravillas) pasó muchas de sus vacaciones.

Otras ciudades interesantes y populares incluyen Conwy, Hay-on-Wye, Brecon y Abergavenny. El primero de ellos, Conwy, se encuentra en el contexto de las montañas de Snowdonia, y es un buen ejemplo de una ciudad medieval amurallada. Por su parte, Hay-on-Wye (conocida como la “Ciudad de los Libros”) es una de las ciudades más extrañas y excéntricas de Gales. En cuanto a Brecon, es una antigua ciudad basada en su mercado, y la última, Abergavenny, llamada “Puerta de entrada a Gales”, es un epíteto bastante turístico, pero una ciudad digna de visitar.

La ciudad de Blaenau Ffestiniog, aunque en su momento fuese un importante centro para la explotación de canteras de pizarra, es mejor conocido hoy por el pintoresco ferrocarril, que se abre camino a través de los alrededores. El ferrocarril de Ffestiniog, creado en 1832, era el primer ferrocarril de vapor que llevaba pasajeros. Un tren privado recorre entre Porthmadog y Blaenau Ffestiniog, un viaje de unas 14 millas, arrastrado por viejas locomotoras (algunas realmente viejas, de la década de 1860), y propulsadas por vapor. Es una de las rutas de tren más bonitas de todo el Reino Unido, con hermosas montañas, un lago y magníficas cavernas a lo largo del camino, recorriendo el Parque Nacional Snowdonia. La ciudad de Blaenau Ffestiniog es bastante histórica en sí misma, y no lejos de ella están las Cavernas Latechwedd Slate, que vale la pena visitar si te encuentras en las inmediaciones. En www.mascupon.es encuentra tu vuelo al mejor precio.

Uno de los terraplenes más prominentes de todas las islas británicas, el dique de Offa, de 176 millas de largo, se extiende a lo largo de la frontera entre Gales e Inglaterra, y consiste en un banco de tierra con una zanja en el lado gales. Probablemente fue construida más para marcar la frontera entre ambos países, que para defenderlos. Alrededor de 60 millas del dique están todavía visibles por encima de la tierra, y hay un camino que sigue la estructura de un extremo a otro.

Si eres un senderista entusiasta y te gusta la historia, este es el paseo perfecto, ya que podrás ver algunos de los lugares más espectaculares e interesantes de Gales. Normalmente hay un montón de B&B en todo el camino, por lo que no suelen haber problemas de alojamiento. Si quieres ser completamente tradicional, debes recoger una pequeña piedra del mar al comienzo de la caminata (en Prestatyn, en el sur), y llevarla hasta el final. Al final del camino la debes echar en el río Wye.

Por último, en la pequeña ciudad de Tyddewi (o, como se llama en inglés, St David’s), se encuentra una hermosa catedral que domina la ciudad. Originalmente construida en los años 1180 y 1522, la catedral fue restaurada en el siglo pasado.

Incluso hoy en día, la catedral, con su piso “borracho” (resultado de un terremoto), su nave normanda y el puesto de monarca, es una visita obligada para la mayoría de los turistas, y es aún más atractiva para los aficionados a la música, ya que alberga un prestigioso Festival de música anual.